JESUS ABRE LOS OJOS A LOS CIEGOS

Lucas 4:16-21. Juan 9:1-41. Abril 8/18

1.0 EL PROBLEMA DEL INVIDENTE

1.1 Un hombre con una gran limitación física
• Dependía de otros en muchas áreas de su vida.
• Mendigaba para obtener sustento para sí. V.8
1.2 Un hombre estigmatizado por la sociedad
• Considerado culpable de algún gran pecado suyo o de sus padres. V. 2
• Discriminado por su sociedad
1.3 Un hombre con buenos valores y un carácter firme.
• Se colocó en las manos de Jesús, creyó y obedeció la orden recibida. V. 7
• Testificó a sus vecinos incrédulos de la obra de Jesús hecha en su vida. Vv. 8-12
• Testificó valientemente a los hostiles y legalistas líderes religiosos judíos.
– Cuando lo preguntaron cómo había sido sanado. Vv. 13-16
– Cuando le preguntaron qué opinas de quien te sanó. Vv. 17
– Cuando le insinuaron confesar que Jesús era pecador. Vv. 24,25
– Cuando insistieron en preguntarle cómo había sido sanado. Vv. 26-34

2.0 EL PODER QUE LO SANO

2.1 Uno que conoce muy bien su misión. Lucas 4:18
• Jesús dijo que vino a dar vista a los ciegos.
• Jesús sanó a muchos ciegos:
– Los dos ciegos en Galilea. Matero 9:27-31
– Muchos ciegos junto al mar de Galilea. Mateo 15: 30,31
– Los dos ciegos de Jericó. Mateo 20:29-34
– Los ciegos sanados en el templo, después de la purificación. Mateo 21: 12-14
– El ciego en Betsaida. Marcos 8:22-25
– Los ciegos sanados frente a los enviados de Juan el Bautista. Lucas 7: 18-22
2.2 Uno que es compasivo y usa su poder para sanar
• Jesús quien vio al ciego y tomó la iniciativa para sanarlo.
• Jesús usó un método peculiar pero efectivo para hacer la sanidad.
– Jesús hace la parte principal del milagro. Hace el lodo, lo unta, da la orden
– Jesús ordena al ciego tomar parte en su sanidad. Lavarse en siloé.
2.3 Uno que va mas allá de la sanidad física
• Se presenta luego al hombre y le da la oportunidad de aceptarlo como el Mesías, como su salvador personal. Vv. 35-38
• Ofrece la misma oportunidad a los demás oyentes. Vv. 39-41
• Jesús sigue siendo hoy La luz del Mundo v. 5. Hoy nos ofrece sanidad física pero también sanidad de la ceguera espiritual.

CONCLUSION: De la misma manera que Jesús vio al ciego y tomó la iniciativa para devolverle la vista, está hoy entre nosotros mirando a cada una de nuestras necesidades y se acerca a nosotros con el propósito de suplir nuestras necesidades físicas y espirituales. Jesús, la luz del mundo, continúa irradiándola hacia nosotros. No huyamos de su presencia, permitámosle venir a nuestra vida, tocarnos con sus manos poderosas y recibamos en obediencia y fe la luz que necesitamos para nuestro diario caminar.
Canción final: Jesús es la luz del Mundo. https://www.youtube.com/watch?v=JqZPV7tcLyA

Post a comment