JESUS LIBERTA A LOS CAUTIVOS

Lucas 4:16-21. Marzo 18/18
INTRODUCCION: La esclavitud del hombre por otro es una de las practicas pecaminosas mas detestables y generalizadas a través de toda la historia de la humanidad. Muchas razones se han esgrimido para esclavizar a los demás: los pueblos vencidos en una guerra por otro pueblo eran esclavizados por los triunfadores, quienes no podían pagar una deuda se vendían con sus familias como esclavos, razones raciales, razones teológicas, motivos económicos también se han presentado para justificar este gran pecado. El esclavo pierde sus derechos como individuo, su vida se convierte en una experiencia miserable ya que está obligado a trabajar y solo se le concede el alimento que recupere las fuerzas para seguir trabajando. Nada justifica la esclavitud. Desafortunadamente no existe solo la esclavitud física, hay una peor que es la esclavitud espiritual. Hoy estudiaremos a Jesús es el gran libertador de los esclavos.

1.0 ESCLAVITUD EN NUESTROS DIAS

1.1 La esclavitud física
• Se cree que existen aproximadamente 45 millones de esclavos hoy en el mundo.
• Formas de esclavitud hoy: trata de personas, explotación sexual, trabajo infantil, niños en conflictos armados, servidumbre por deudas, colonialismo.
1.2 La esclavitud espiritual
• Dios creo al ser humano libre y lo estableció en el paraíso.
• Con la desobediencia a Dios, el pecado comenzó su carrera en el mundo. Romanos 5:12
• Los seres humanos sin Dios son esclavos del pecado y del diablo.
➢ Quien comete pecado es esclavo del pecado. Juan 8:34; Romanos 6:16
➢ Los pecadores no arrepentidos son esclavos del diablo. 1 Juan 3:8
1.3 El trabajo maligno del esclavista
• Tienta. Coloca dudas y crea sospechas sobre la Persona, la Palabra y los Leyes de Dios
• Influencia las personas: las emociones, la voluntad y la mente. Ej. en Judas. Juan 13:2
• Controla a algunos individuos. Domina la voluntad, mente y emociones. Juan 13:27
• Culpabiliza a quienes hace pecar. Luego los destruye los mata. Mateo 27: 3-5

2.0 JESUS EL LIBERTADOR

2.1 Jesús demostró tener poder para liberar a los esclavos
• A Zaqueo lo transformó de un hombre ambicioso, deshonesto y ladrón a un hombre generoso y comprometido con los necesitados. Lucas 19:1-10
• Al endemoniado gadareno de un ser sin esperanza a un predicador efectivo y admirado. Marcos 5:1-20
2.2 Jesús venció al esclavizador y proveyó la libertad para los esclavos.
• En su muerte y resurrección venció al diablo. Colosenses 2: 13-15
• En Jesús podemos ser libres del poder del pecado y del diablo. Juan 8:32
2.3 Jesús nos hace participantes de su victoria
• Nos ha dado el poder para vencer al enemigo en Su nombre. Lucas 10:19
• Nos ha entregado el ministerio de libertar a los esclavos por medio de la proclamación de la verdad.

CONCLUSION: Jesús en su muerte y resurrección venció al diablo que tenia cautiva a la humanidad. La libertad ya fue decretada. No existen razones para que los esclavos no sean libres. El diablo, que es engañador por naturaleza, sigue susurrando a los oídos de las personas para convencerlas que permanezcan bajo sus dominios. Quiere mantenerlos cautivos a los vicios, los pecados, y a la vanidad de este mundo; desea contralar la mente de algunas personas para convertirlos en sus siervos obedientes. La buena noticia es que tu libertad ya fue decretada por Jesús en su muerte y resurrección. Debes venir a Jesús, extender tu mano hacia El en arrepentimiento y fe. Si considerándote hijo de Dios eres consciente de que sigues esclavo del pecado, necesitas consagrar tu vida al Señor, rendirte plenamente a Él para poder vivir en libertad.

Post a comment