TUS HIJOS VIVIRAN SEGUROS

TUS HIJOS VIVIRAN SEGUROS
Salmo 102: 1-28. Abril 30/17

1.0 CUANDO LOS PADRES CONOCEN A DIOS

1.1 Al Dios que es Creador y Señor del Universo. vv. 25,26
1.2 Al Dos eterno. Que permanece para siempre. V.12,27
1.3 Al Dios que se relaciona con Sus hijos
• Escucha la oración. V 1,2, 17
• Es Misericordioso ( tiene compasión por el que está en desgracia). V. 13, 20
• Tiene cuidado de Su creación. V.19

2.0 CUANDO LOS PADRES CONFIAN EN DIOS

2.1 Creen a la Palabra de Dios.
• Reconocen que la Palabra de Dios es autoritativa
• Saben que la Palabra de Dios es la norma por excelencia para la vida.
2.2 Obedecen a Dios.
• Saben que Dios tiene el control final de todo. Ej. Abraham con el sacrificio de Isaac
• Saben que la obediencia a Dios está la bendición. Ej. Noe cuando construyó el arca

3.0 CUANDO LOS PADRES VIVEN CONSAGRADOS A DIOS

3.1 Viven separados del mundo
• Aunque están en el mundo no practican los principios de este mundo (egoísmo, individualismo, secularismo etc.)
• Practican los principios divinos (verdad, entrega, el perdón, generosidad, etc.)
• Dan a su familia el lugar que corresponde según los principios divinos.
3.2 Viven dedicados a Dios
• Con sus acciones evidencia que Dios ocupa el primer lugar en su vida
• Motivan a sus hijos con su vida y ejemplo a seguir a Dios

4.0 CUANDO LOS PADRES ESTAN COMPROMETIDOS CON DIOS

4.1 Los dones y talentos los dedican al servicio de Dios
• En la iglesia local
• En la comunidad en la que viven
4.2 Los recursos que tienen los ponen al servicio de Dios
• Reconocen que son solo administradores de lo que Dios ha entregado en sus manos
• Son generosos al dar para la obra de Dios

CONCLUSION:
Es normal que los hijos imiten a sus padres. Esto no es algo que se proponen, surge automáticamente. Padres malvados serán imitados por sus hijos en la maldad, mientras que padres piadosos serán imitados en la piedad por sus hijos. Dios protege a los menores por medio de los padres de estos. Cuando hay padres temerosos de Dios sus hijos vivirán protegidos porque aprenderán de sus progenitores a amar, respetar, y servir a Dios y en consecuencia tendrán el favor de Dios, pues “… el SEÑOR tu Dios es verdaderamente Dios. Él es Dios fiel, quien cumple su pacto por mil generaciones y derrama su amor inagotable sobre quienes lo aman y obedecen sus mandatos” Deuteronomio 7:9.

Post a comment