VIP PARA DIOS

1 Pedro 2:9-12. Agosto 31/14

1.0 POR LA POSICIÓN ASIGNADA POR DIOS

1.1 A pesar de la realidad del pasado
• No pertenecían al “pueblo de Dios”
• Vivian en abierta oposición al pueblo de Dios y a los valores divinos

1.2 A pesar de las circunstancias presentes
• Esta carta se escribe a creyentes que vivían en la diáspora. 1 Pedro 1:1
• Vivian en situación de desventaja social y económica

1.3 La distinción recibida por Dios
• Pertenecer a la mejor familia. Nos escogió entre todas las personas de la tierra
• Pago nuestra membrecía para hacernos parte de esta familia.
– El precio que pago fue altísimo. Apocalipsis 5:8,9
– Por su amor nos perdono la gran deuda de rebeldía. Malaquías 3:17
– Nos dio una posición de honor en la familia:

2.0 POR LA TAREA ASIGNADA POR DIOS

2.1 Vivir como una nación santa
• En el mundo pero como extranjeros v. 11
• Dedicados a Dios. Agradándolo mediante una buena conducta v. 12
• Llenados por el Espíritu Santo

2.2 Servir como Sacerdotes de Dios
• Permanece en comunión con Dios
• Interceder ante Dios por el pueblo
• Enseñar la ley de Dios con nuestra vida y con palabras.
• Aspectos prácticos del sacerdocio: Orar diariamente por tus familiares que no conocen al Senior, por miembros de nuestra iglesia que están en dificultades y por dos o tres de tus amigos que no conocen al Senior. Proponerte invitar y traer al menos una persona que no conoce al Señor, por mes a la iglesia o a la reunión de la célula o al grupo de jóvenes.

2.3 Servir como profetas de Dios
• Para anunciar el mensaje de Dios a la humanidad
• Para proclamar los hechos maravillosos con los que hemos sido favorecidos
• Aspectos prácticos: Proponerte asistir al Festival of Hope y llevar al menos una persona para que escuche la Palabra de Dios.

CONCLUSIÓN: No importa tu pasado, ni las circunstancias en que estás viviendo ahora, si te has arrepentido de tus pecados y has recibido mediante la fe el regalo de la vida eterna, eres realmente un VIP para Dios. Tu compromiso debe ser agradecer a Dios por este favor tan grande que has recibido y dedicar tu vida a servirlo viviendo una vida santa, sirviendo como sacerdote y ministrando como profeta suyo en cada circunstancia de tu vida.

Post a comment