m_oracion_baner

La vida se fortalece y se afirma con la práctica frecuente del ayuno. Estos tiempos de ayuno y oración son eficaces y cumplen los objetivos espirituales cuando están impregnados y saturados con mucha oración.

OBJETIVO DEL MINISTERIO DE ORACION

Enseñar al nuevo creyente y a la congregacion en general a desarrollar una disciplina de oración e interseción y que esta se convierta en parte vital de la iglesia, buscando la presencia de Dios como cuerpo para que la extensión del reino de Dios se realice con poder.

La Oración es: Un deleite en Dios….Salmo 37:4 Es pedir, buscar y llamar. Mateo 7:7-8 La Oración es: Un privilegio, una responsabilidad Una relación, una disciplina Y una inversión.

La Oración es: el mejor haber Con que cuenta la iglesia y Es la clave del avivamiento.

La Oración es el proceso de discernir Y conocer el corazón de Dios Y sus propósitos. La Oración es verdadero trabajo y Como tal, no tiene sustitutos.

Efesios 6:18 Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Colosenses 4:2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;

La comunicación con Dios por medio de la oración.

La oración es la más profunda función del espíritu humano y no hay nada que llegue mas profundo. Cuando la desesperación, la derrota o la necesidad nos hacen caer de rodillas, descubrimos que estamos tratando con los elementos mas vitales de nuestro espíritu, para con Dios. La cruz del Señor entra directamente en el área fundadora de la experiencia humana. Por lo tanto, el mejor trabajo es la oración y las mejores oportunidades están en la oración. "La iglesia es mas grande de rodillas que de pie"

La Oración es: Un deleite en Dios….Salmo 37:4 Es pedir, buscar y llamar. Mateo 7:7-8 La Oración es: Un privilegio, una responsabilidad Una relación, una disciplina Y una inversión. La Oración es el mejor haber Con que cuenta la iglesia y Es la clave del avivamiento. La Oración es el proceso de discernir Y conocer el corazón de Dios Y sus propósitos. La Oración es verdadero trabajo y Como tal, no tiene sustitutos.