No comments yet

REFLEXION MENSAJE PORQUE LLORA JESUS POR LA CIUDAD

Lucas 19:28-44

Cuantas veces hemos leído, escuchado e visto la entrada trinfual de Jesús a Jerusalem, una escena muy alegre, de fiesta, hay es donde empieza la semana santa con el Domingo de Ramos. Hay una escena en medio de toda la celebración la cual cambio la alegria por tristeza:
41 Cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró por ella, 42 diciendo:
—¡Si también tú conocieras, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Pero ahora está encubierto a tus ojos. 43 Vendrán días sobre ti cuando tus enemigos te rodearán con cerca, te sitiarán y por todas partes te estrecharán; 44 te derribarán a tierra y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
Reina-Valera 1995 (RVR1995), ”

Esta escena no la vemos tan de cerca y a veces se dificultad entenderla porque en medio de la celebracion de la llegada del Salvador a la ciudad de Jerusalem haya tristeza por la misma ciudad y por su gente. Primero, Jesus llora porque ellos estan ciegos al no ver el motivo real por el cual El esta alrededor de ellos, cada dia podian pedir por mas milagros de salud e dinero, tambien, porque ellos pensaban que lo unico que podia hacer El Salvador es rescatarlos de la opresión de los Romanos, eso era lo que ello desean una liberacion de opresión de gobierno. Segundo, Jerusalem es una ciudad importante para Dios , por ello lo podemos ver en Salmo 132:13-14, con lo especial que era la misma ciudad rechaza a Jesus como Rey de ella; al final no tomaron la ventaja de su Rey. Tercero, Jesus sabia lo que Jerusalem iba ha sufrir despues de su partida, eso paso 70 años después de Cristo con el General Tito quien tomo la ciudad e la destruyo por completo y no quedo priedra sobre piedra. Al final, si Jesus entro a Jerusalem y lloro por ella, cuando El entra en nuestras vidas o estando en medio de ellas como El llorara, y pregunta: Me he mostrado como tu Salvador y no me has visto como el Rey que soy para tu vida. Podemos pensar, si estamos pidiendo a El por el proximo milagro o como El Rey de nuestras vidas.

Post a comment